miércoles, octubre 25, 2006

Destripando Terrones

Es incuestionable que cada vez que vemos la luz los tres juntos la creatividad –y los castillos en el aire- brotan como jugosas setas por doquier. Supongo que eso de vernos juntos es algo que a nuestros enemigos –en tiempos- echaba a temblar a la vez que a nosotros nos traía sin cuidado. Tres que se complementan bien, que comparten bases metodológicas sobre la vida pero que discrepan absolutamente de todo lo que cualquiera de ellos comente, no pueden sino luchar contra los caminos del destino –que se empeña en separarlos- y buscar zonas comunes desde donde poder seguir cultivando su creatividad, su gusto por ir más allá y, por qué no decirlo, su ego.

El momento del nacimiento de la Idea Colectiva es algo que jamás podremos describir con absoluta claridad. Si no se ha vivido en la carne propia, no se puede imaginar la sensación que hay en las tormentas que nos cubren cuando perpetramos alguna cosa. Ni si quiera cuando tan sólo lo barruntamos. Es el silencio del momento sublime cuando uno de nosotros propone una idea en voz alta y todas las miradas se entrecruzan. Justo ahí uno sabe que aquella idea va a dar como fruto un proyecto colectivo que, vaya a donde vaya, nos llevará juntos. Pues es el camino lo importante del viaje, no el puerto al que arribemos.

Una vez más, tras Derrota Urgente, nuestro propósito ha sido la realización de un blog más entre otros, pero que pretende convertirse en una referencia para nuestros gustos, nuestra manera de entender los medios, los libros, la música, el cine, el teatro, el arte,… en definitiva, la cultura. Tres convencidos madrileños no pueden desaprovechar la oportunidad que la vida les ofrece para recrear en internet aquellas tertulias del Café Pombo, donde gente aún más letrada que nosotros se atrevía a comentar la novedad cultural del día.

Hubo un día donde nos recriminaron ser nosotros, pues a esto se le supone la oposición de un ellos. Hoy, como antes, nos atrevemos a dar la cara aún a riesgo de que nos la partan e invitamos a todos a participar de manera activa o pasiva, implicada o coyuntural, de este nosotros que nunca fue excluyente sino superlativo.

Sean pues, desde aquí, invitados a la inauguración de Destripando Terrones, un blog.

No hay comentarios: