martes, junio 05, 2007

Las aventuras de Wesley Jackson, de William Saroyan

No cabe duda de que aquello de lo que yo mismo hablaba en otro lugar ocurrió aquella noche. En las efemérides, complicado era encontrar algo que gustara al agasajado, pero la troupe de siempre decidió arriesgar y acertaron antes de que nadie les hablara de la intención de llevar a cabo esta serie antibelicista. Por tanto, al abrir la clásica bolsa de plástico me topé con éste libro y decidí, sin lugar a dudas, que debía de dejar de relacionarme con esta gente. Que te conozcan las intenciones antes de que tú mismo te hayas decidido es realmente el punto en el que has de romper las relaciones, retirar a tu embajador y llamarlo a consultas. Afortunadamente ya de pequeño dejé de hacer lo que debía para hacer lo que me plazca. Por eso sigo ideando formas de compartir momentos y luchas con ellos y por eso les hablo hoy a Uds., lectores del [guiño, guiño], de Las Aventuras de Wesley Jackson, de William Saroyan.

Iniciada por encargo del Gobierno de los EEUU con la intención de reflejar la vida típica de un soldado cualquiera destacado en la Segunda Guerra Mundial, este nuevo ejemplo de literatura antibelicista fue rechazado a la hora de la entrega por motivos obvios. Lo que Saroyan no podía resistir cuando le ofrecieron de hablar de un soldado era expresar lo que de terrible tenía la guerra en general, incluso ésa misma que iba a salvar los cimientos de la civilización y que, hoy señalan algunos, había que ganar. [Leer completo]

No hay comentarios: