sábado, mayo 19, 2007

Reflexiones en el punto de encuentro


"Si no sabes a dónde quieres ir, no tiene importancia cuál de los caminos tomes"

Alicia en el País de las Maravillas.
Lewis Carroll

5 comentarios:

Øttinger dijo...

Gran verdad ha dicho, gran verdad...

eva dijo...

Uno de mis libros favoritos. El Gato Risón es un filósofo de guardia que tiene respuestas a las grandes preguntas cuando más se necesitan, y sin pedir hora. La merienda con el Sombrerero Loco es de los encuentros realmente divertidos... Quién eres tú, la Liebre o el Sombrerero? O es que eres el niño perdido?

Reverendo Pohr dijo...

El problema es saber dónde ir pero no tener valor de hacerlo. De una manera u otra, encontramos la comodidad del status quo, aquel en el que no hay que tomar decisión alguna.

La visión de un niño nos lleva a ir probando diferentes caminos. Alicia no permanecía quieta. ¿Qué pasó con esa visión? ¿Qué nos atonta y nos puede dejar inmóbiles ante cualquier cruce?

CON LOS TAMPONES DE PUNTA dijo...

una frase ex-qui-si-ta: rotunda pero sutil.

J.C. dijo...

Una verdad gigantesca.

Total si al final del camino nos cierran la puerta ... esta siempre viene con una ventana por donde escapar.

Que tengas buen día
;)