lunes, marzo 17, 2008

Contadores africanos

Bienvenidos a la semana en la que menos se trabaja del año. Al menos en España, la vista anda ya por el horizonte de la llamada Semana Santa, en donde los trabajadores de a pié libran los días jueves y viernes en unos lugares, viernes y lunes en otros. Es, por tanto, una semana de dos días y medio. Lunes, Martes y mitad del Miércoles porque el que no corre vuela y quien más y quien menos se escaquea el último día justo detrás del jefe –que se escaqueó aún antes.

Tras ese bonito arte del disimulo laboral –de gran raigambre en España-, viene la consabida huida hacia otras latitudes. Ya sea el mar, la montaña, el pueblo de la familia o el bar de la esquina –que es lo que les pasa a aquellos cuyo pueblo se llama Madrid-, la ruptura con la cotidianeidad de la semana laboral es enorme y aunque los fines de semana son sagrados, en vacaciones mandamos a la mierda hasta las costumbres más zánganas. Ante tal cantidad de tiempo libre, y sobre todo ante tal cantidad de atasco por la carretera, recomendamos -para quien no vaya conduciendo, claro- tres novelas de autores africanos que han salido más o menos recientemente. Esto es, podrán adquirirlas en el centro más cercano, para no entretenerse si quiera en buscar la salida más próxima. Como quiera que el que aquí suscribe su opinión aún no las ha leído y, en algún caso incluso, aún no las ha comprado, sólo encontrarán aquí una pequeña referencia literaria, que no una reseña de tomo y lomo como las de Destripando Terrones. [leer completo]

8 comentarios:

Pável Chíchikov dijo...

En cuanto a tu descripción de la Semana Santa española, chapeau. No sé si para quienes vivan en Sevilla o Valladolid será de otra manera, pero desde luego para mí, un vulgar madrileño, has descrito el ambiente a la perfección: "disimulo laboral", dos días y medio de trabajo, atascos, etc.

En cuanto a los libros que recomiendas, la verdad es que no conozco a ninguno de esos autores. Pero al menos me ha venido bien para descubrir que tienes un blog dedicado a África. Ya sabes que no hay mucha información al respecto. El año pasado se me ocurrió ir a la Feria del Libro con la intención de descubrir algo sobre la literatura africana y todo me pareció excesivamente comercial.

el_situacionista dijo...

Pável, madrileños somos muchos y nos encontramos por todas partes ¿verdad? En mi caso soy de esos que tienen bar en lugar de pueblo. ¡Y qué bonita está la ciudad cuando todo el mundo se escapa fuera de ella! Los veranos de la Villa son una terraza de Agosto en la Pza. del Conde de Barajas.

Me alegro de que ahora encuentres África en mi otro blog. Por casualidades de la vida estuve trabajando indirectamente en aquélla feria del libro dedicada a África, y aunque recomendé muy distintos autores, pocas recomendaciones fueron aceptadas. Si quieres leer algo bueno de literatura africana, cualquier libro de Kourouma o de Soyinka te puede valer. Si quieres leer poesía, Senghor. Y si quieres que te desarmen el cerebro: "Todo se desmorona" de Chinua Achebe (descatalogado y sólo encontrable en bibliotecas... yo lo tengo fotocopiado).

Un saludo y bienvenido.

Pável Chíchikov dijo...

Muchas gracias por las recomendaciones. De los autores que citas sólo conozco a Wole Soyinka. Eché un vistazo en la biblioteca a Clima de Miedo y me gustó, pero me aseguraron que son más interesantes las novelas. Me llama mucho la atención lo que cuentas de Achebe.

Saludos.

patsapel dijo...

Pues sí estoy de acuerdo, qué bonito es Madrid cuando todos se han ido! Es una ciudad distinta, como si el montruo que llevamos dentro los que la habitamos se domeñara derrepente. Amansar a las fieras a base de terracitas al atardecer, de cines de verano y de paseos por el calor del asfalto. Ummmm qué deleite.

En cuanto a la Feria del Libro, yo estuve tres años exponiendo para la Fnac, y durante todo ese tiempo se me fue desmigajando el ideal que tenía de la Feria. Hasta que acabó convertido en una burda estrategia comercial de las grandes editoriales, que no de esos artesanos llamados libreros. Todo lo posible para hacer que el paseante se emocione haciendo lo que mejor se le da, comprar. Aunque, qué placer leer en el Retiro un libro que llevas años buscando y que has conseguido por fin.

Enhorabuena por el AfriBlog
besos

el_situacionista dijo...

3 años son muchos años ¿eh? En cualquier caso, para mi la Feria del Libro es un lugar donde todos los libros se enfrentan los unos a los otros. Es el único espacio en el que una copia de la Constitución de la II República, realizada con una multicopista por un librero semiretirado por el Carrefour de San Blas, puede ganar en las listas de ventas a un Antonio Gala o un Idelfonso Falcones.

Un saludo.

I dijo...

http://s3r3nd1p14.blogspot.com/ aquí un experimento

I dijo...

http://s3r3nd1p14.blogspot.com/

el_situacionista dijo...

i, ¿I qué? No sé... dime algo más bonito ¿no? ¡Mienteme i, aunque sea miénteme!