viernes, febrero 02, 2007

Sánchez Dragó y la venta de libros

…y no, no es que la inigualable verbalilidad del conocido escritor haya provocado una repentina afición a la lectura de los –hasta ahora- televidentes madrileños. Tampoco ha ocurrido que los matritenses se hayan contagiado del espíritu intelectual que desprende el nuevo presentador o showman de Telemadrid –que contra eso, ni el H&S.


Acontece que el lunes pasado, en su debut noticiero, Sánchez Dragó decidió invitar a la entrevista de la noche a la víctima de ETA Ortega Lara. Una vez finalizada la entrevista, el literato inició la tradición que pretende ser un sello de su propio programa: le regaló un libro. El elegido para tal alarde de intelectualidad –que parece decir “mira qué culto que soy yo que te voy a regalar un libro del que no tenías tú ni puta idea de que existía”- en esta ocasión fue la obra del bandolero polaco Sergiusz Piasecki, Enamorado de la Osa Mayor.

Sin desmerecer una novela de la que –fuentes intelectuales- dicen que está muy bien, la aparición del libro entre los dos personajes ha disparado la venta del mismo en los centros comerciales de la zona de Madrid. Nos cuentan empleados de distintas librerías –grandes y pequeñas, aunque es bien sabido que es mejor comprar en las pequeñas- que ya el mismo Martes por la mañana había gente que se escapaba del trabajo 15 minutos, arriesgándose a perder el tiempo del cigarro y todo, tratando de comprar el libro. La locura ha sido tal –y esta fuente sí que es fidedigna y no intelectual- que una conocida librería del centro de Madrid vendió todos los ejemplares de la misma –no menos de 10- el mismo Martes. Y aún hoy Miércoles han seguido llegando gentes de toda la Comunidad preguntando por “el libro del Oso de Ortega Lara”.

Otras fuentes afirman que, tal y como están las cosas, Juan Manuel de Prada se podría plantear el envío masivo de sus novelas al nuevo presentador del telediario. Aunque hay cosas que no se venden ni con la cara de Beckham en la portada.

Como regalo, el video con la última parte de la entrevista a Ortega Lara, para que vean cómo se regala un libro y se despide a un entrevistado en un telediario de orden.



4 comentarios:

Harry Reddish dijo...

vergonzoso, pero si eso sirve para culturizar a la derecha de este país, mejor que mejor

Salud (y meneado en TopKarma)

C.C.Buxter dijo...

Pues a mí la verdad es que no me parece mal. Yo no veo mucha diferencia a que una persona compre un libro porque lo vea en el programa de Sánchez Dragó, a que lo haga por leer una buena crítica en "Babelia" o "El cultural". Por un programa de televisión que logra difundir la compra de libros (ya veremos si después los compradores son también lectores), no vayamos encima a criticarlo.

Si yo sintonizase Telemadrid vería este programa, al menos para ver cómo es (el hecho de que incluya una entrevista de, al menos, estos nueve minutos de duración, sin más asunto que dos personas hablando, ya dice mucho: lo normal es que en el curso de una entrevista salgan cuatro o cinco colaboradores del programa y le hagan hacer alguna payasada al entrevistado). A mí me gustaba "Negro sobre blanco", salvo cuando se ponía pesado con Jodorowski y los temas espirituales, y creo que lo que pasa con Dragó es que muchos no le perdonan todavía la entrevista a Aznar.

Por otra parte, y esto es un gusto personal, a mí "Las máscaras del héroe" y "La tempestad" me gustaron.

Aloia dijo...

Y yo preocupada por nuestra "telegaita"...compruebo estupefacta que en todas las autonomías se cuecen habas, o habones en este caso.

No me llama tanto la atención de este post el hecho de que Dragó se crea el profeta de la liberación cultural española, tanto como el fondo de esa entrevista.

En cuanto a lo primero; este señor(seré correcta)ha perdido la capacidad de sorprenderme. Nada me sobrecoge ya de este personaje. He llegado a pensar(nótese el rictus serio de mi rostro)que este señor no era más que un cuerpo humano que,abducido por no sé que tipo de vida extraterrestre(me autodefino sin complejos ignorante en este tema)era obligado a representar el papel del último superviviente culto de este país; de ahí su fervor por adoctrinar a las masas incultas e incautas. De todas formas entiendo que no hay mal que por bien no venga, así que si esto ha servido para que la gente se haya lanzado a la compra del material...pues bienvenido sea, malo será que entre alguno de esos fieles "dragonianos" no exista ningún incauto que se deje atrapar por el encanto de rebuscar, encontrar y elegir (no voy a ser yo quien critique a Dragó por esto, me reconozco seguidora de las "recetas babélicas" cuando no me sobra tiempo para husmear durante horas).

Repito, lo que más me preocupa es el fondo del asunto. Antes de nada diré que me solidarizo absolutamente con todas y cada una de las víctimas del terrorismo, pero NO, no les guardo respeto a todas; mentiría. Siento vergüenza cuando me sorprendo pensando estas cosas, pero por desgracia empiezo a creer de verdad que no estoy tan equivocada con la idea de que existe un nuevo tipo de metamorfosis humana: víctima-mercenario; sí, mercenarios en busca del trampolín a la política de primera fila o a favores inmediatos de cualquier índole. Así es como lo siento, y me duele sentirlo así. Asumo y defiendo el derecho de cada uno a opinar libremente, pero no paso porque ciertos colectivos se crean con el derecho a gobernarme o subyugar la política antiterrorista de este país.

Acabo, consciente de que por lo que voy a contar se me pueda tachar de demagoga o victimista. Intentaré ser breve. Mi bisabuelo fue fusilado durante la guerra civil y mi abuelo perseguido y torturado durante la dictadura. Al primero lo mató el padre del que años más tarde sería alcalde del pueblo donde vivía mi familia y principal culpable del miedo y dolor de mi abuelo. Esos bárbaros jamás pagarán sus penas, esos criminales nunca fueron si quiera tratados como tales. Yo era pequeña, tenía siete años, cuando mi abuelo un día como tantos otros(yo pasaba el verano en el pueblo)fue a buscarme al río donde jugaba con el resto de niños del lugar para llevarme a casa. Una vez seca y vestida y después de despedirme de todos, un último niño me dijo adiós. Me di la vuelta enfurecida y le insulté. Mi abuelo, incrédulo, me agarró de la mano de un fuerte tirón y me preguntó muy serio las razones de aquella actitud. Inocentemente le contesté: "porque es el nieto del facha..." Aquel día recibí el primer y único bofetón de mi abuelo, al tiempo que me obligó a pedirle perdón al niño y darle un beso. Ese día no entendí nada, pero años después entendí muchas cosas. Cosas que me remueven hasta el día de hoy. Así que señores, un poco de seriedad.....

Siento el "cuasi-post", pero ese video me ha hecho saltar....

Un saludo.

el_situacionista dijo...

Harry, la cultura de derechas es bien amplia y se caracteriza por saber a dónde disparar con sus ideas. El hecho de que Sánchez Dagró le regalara ESE, y no otro, libro tiene sus implicaciones. Gracias por tu fidelidad.

Buxter, lo siento pero no lo comparto. El hecho de que Sánchez Dragó sea el único que ha mantenido programas sobre libros no implica que sea "intocable" o si quiera que sus programas sean espacios culturales. Por que, para mí, ver a Loquillo y a Jorge Verstrynge en la TV, no me parece muy cultural. Estoy seguro -y me consta- que hay por RTVE y otros medios periodistas o escritores -más y mejor- cualificados que provocarían al público al hablar de ciertos textos. Me quedo con la frase de la entrada “mira qué culto que soy yo que te voy a regalar un libro del que no tenías tú ni puta idea de que existía”. Me lo sigue pareciendo.

Aloia, bienvenida a los comentarios de este blog. Me alegro de ver gente nueva y, además, con tanto que contar. No te preocupes por el tamaño de lo que se diga, lo importante es decirlo. La presencia de este personaje en televisiones de fondos públicos a mi me parece dañina, sinceramente. Si piensas que "Telegaita" está mal, echa un ojo a TeleMadrid. Retrasmiten manifestaciones contra la política terrotista del gobierno en riguroso directo y con un helicópero desde el aire para que el más listo de la clase pueda contar manifestantes, uno a uno. Un saludo.

A TODOS. Me confirman nuevos y verídicos datos. Un gran centro comercial situado por Sol -en Madrid- ha vendido 29 de sus 30 ejemplares del "Enamorado de la Osa Mayor" en una semana. ¡Me lo quitan de las manos, oigan! Prada, date prisa.