lunes, agosto 01, 2016

Podemos, entre el vivir o el grupo parlamentario

Resultó que no era posible. En el Congreso de Vistalegre, Iglesias demostró que tenía un plan: olvidarse de la esencia del movimiento político que les había llevado a dominar las encuestas electorales, y dedicar todos los esfuerzos de la organización naciente a la lucha electoral. El ciclo Andaluzas-Autonómicas -Catalanas-Estatales les mostraba un camino in crescendo para terminar conquistando el gobierno. Daba igual que en la cuneta se le amontonaran los cadáveres del 15M. Y Vistalegre dijo sí.