viernes, septiembre 11, 2015

¿Qué está pasando en Catalunya? Respuestas de un madrileño en Barcelona

Es Septiembre, regreso del verano. Y, en Catalunya toca una nueva diada –o día nacional- con reclamaciones independentistas. Además, este año, la diada coincide con el comienzo de la campaña electoral para unas elecciones al Parlament que se consideran decisivas para el futuro político. Como madrileño que vive en Barcelona, ha sido muy común encontrarme con preguntas recurrentes cuando regreso a la Villa y Corte. Preguntas y debates –cuando no discusiones- con muchos de mis amigos y familiares que aprovechan tenerme cerca para saber más de la situación. Así que he pensado en compartir las cinco preguntas/respuestas más comunes para ayudar a entender los porqués de la independencia de Catalunya, y ayudar a entender un poco mejor qué está pasando aquí. Lo que se llama “el procés”. Por eso y porque hablar de la independencia de Catalunya es, en esencial, hablar de este sistema que nos afecta a todos. Madrileños, catalanes, andaluces o asturianos. 

miércoles, septiembre 02, 2015

Elecciones pebliscitarias en Catalunya: parrilla de salida

Decíamos el año pasado por estas fechas, a cuenta de la consulta participativa por la independencia de Catalunya, que el sistema de partidos catalanes iba a estallar por los aires durante 2015. Nos pudimos equivocar en muchas cosas, pero en esta hemos acertado. El 27 de Septiembre hay convocadas unas elecciones autonómicas a las que CiU no se presenta porque ya no existe. Tampoco lo hará su heredero, CDC, ni su principal rival, ERC. Sí que se presentan, pero de manera disimulada, las entidades sociales –sociales hasta ahora, claro- que lideraban todo el proceso, la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Ómnium Cultural. ICV se camufla dentro de una coalición de partidos más amplia, donde están Podemos y Equo, además de su comparsa EUiA. La CUP, de partido minoritario, podría acabar teniendo una cifra bastante alta de parlamentarios. Y C’s aspira a liderar el unionismo. Ya en los márgenes de la irrelevancia política, el PP ha abandonado las posturas conservadoras para pasarse a la extrema derecha e intentar robar votos en el área metropolitana más desencantada con la crisis gracias al racismo –¡Bienvenido, eras lo que faltaba!-, y la única constante en todo esto es la caída libre del PSC, que parece no tener fin.

Hecho este breve resumen –en el que los chistes sobre el PSC ya no lucen por tan desgastados que están-, convendría analizar cómo está siendo la precampaña de las formaciones independentistas y ver las fuerzas con las que llegan a la campaña. Antes de esto, y pensando en lectores no iniciados, cabe recordar que estas elecciones están marcadas por el carácter plebiscitario sobre la independencia de Catalunya. Debido a que el Estado español bloqueó todo intento de realizar un referéndum legal sobre la independencia de Catalunya, y que Artur Mas se terminó echando atrás y transformando éste en una mera consulta participativa, las fuerzas independentistas han propuesto a la ciudadanía votar en unas elecciones autonómicas, como si se tratara del referéndum. El carácter plebiscitario de las elecciones lo decidirán los electores, ya que si las dos listas independentistas consiguen una mayoría de votos y de escaños, el mandato democrático será claro.


En tres entradas separadas de este blog, se realiza el análisis, indudablemente muy incompleto, de las dos listas claramente independentistas –Junts pel Sí, CUP-Crida Constituent- y una tercera –Catalunya Sí Que es Pot-, que según cómo vayan los juegos electorales en el Parlament y en el Congreso de Diputados, podría sumárseles al medio o largo plazo.




Foto: ANC

Junts pel Sí, o la lista de Artur Mas

Desde que en las elecciones de 2012 Artur Mas viera cómo, de esperar una mayoría absoluta, su partido se derrumbó electoralmente, uno de sus objetivos para continuar siendo quien lidere el procés ha sido diluir la marca de su partido, identificado con los salvajes recortes –en proporción, Catalunya ha recortado desde 2010 más que Grecia- y el sistema de corrupción que reina en Catalunya. En pocos meses, Mas ha pasado de liderar CiU, a deshacerse de Unió, y a vincular la convocatoria de elecciones a que CDC quedase diluida en una lista con los principales líderes del procés de la sociedad civil. La especulación sobre este chantaje –“o lista única disimulada o no hay elecciones”, pareció decir- fue sacada a la palestra por el candidato de CUP-Crida Constituent durante el mes de Agosto. En la base de todo esto reside el hecho de que nadie ha explicado el pacto firmado que hay en Junts pel Sí.

CUP-Crida Constituent, o la izquierda independentista irreductible

De la reunión en la que se acordó Junts pel Sí, la CUP se fue antes de tiempo. Su rechazo vino por la no aceptación de una lista sin partidos políticos. La propuesta cupaire consistía en apoyar esa lista que proponían las entidades sociales –cuando sólo eran sociales- y, además, comprometerse entre todos a convocar elecciones constituyentes en Febrero de 2016. Esta jugada hubiera desactivado los ataques del unionismo –que aducen que el procés es Mas, y que Mas es el procés y que utilizan la corrupción de CDC como arma política- y habría logrado un consenso social tremendo. Pero también habría imposibilitado que Artur Mas renovara cargo, ya que existe la obligación de que la presidencia la ocupe un parlamentario.

Catalunya Sí Que es Pot, o cómo evitar que Podemos se coma a ICV y que el tema catalán se coma a Podemos

Catalunya Sí Que es Pot (CSQP) es la lista surgida entre la coalición de ICV, EUiA, Podemos y Equo. Se siente heredera de iniciativas municipales como Barcelona en Comú (BeC), pero no cuenta con su apoyo explícito. ICV, la formación del Tripartit que mejor aguantó la caída del gobierno, se encaminaba a la irrelevancia política debido a la irrupción de Podemos. Pero entre que el globo de la formación morada se ha desinflado, y que a la dirección central de Podemos le interesa diluirse en la cuestión catalana en su búsqueda de la centralidad política a nivel estatal, la coalición estaba servida. Los verdes ayudarán a los morados y viceversa. Entre medias, un partido sin apenas presencia en Catalunya –Equo- y, a nivel individual, los restos de Procés Constituent que no se han añadido a la CUP-Crida Constituent.