lunes, junio 15, 2015

Bienvenidas, Ada y Manuela

Primera reunión del nuevo equipo de gobierno de Manuela
Pensaba escribir un pequeño texto sobre las ilusiones que los dos nuevos Ayuntamientos de Madrid y Barcelona, entre otros, han generado. Pensaba escribir sobre la oportunidad. Sobre los resultados tan extraños que se han producido en un electorado, el español, que tiende hacia el conservadurismo más atroz. Y pensaba escribir esto con más tiempo. Porque pensaba que lo teníamos. Pero Zapata nos ha demostrado que no.

No le ha durado ni 48 horas su nuevo Concejal de Cultura a Manuela. En 48 horas ha sido capaz de ceder ante las estúpidas presiones de la derecha, organizada en forma de oposición biempensante. Ahora podrán decir, desde Ahora Madrid, que ellos sí dimiten. Y no como en la derecha biempensante. Sacar pecho y lucir orgullo de coherencia. Pero en realidad sabrán que han perdido la primera batalla de esta larga guerra que será la legislatura.