martes, septiembre 10, 2013

Cinco libros sociales y una extraordinaria recomendación

Resulta que Oscar Mateos, admirado africanista y muy interesante bloguero, anima al que suscribe a compartir cinco libros sociales que me hayan gustado últimamente. Si alguien tiene verdadera vocación de librero es aquel exlibrero que ve ya muy lejos sus años rodeado de estanterías mientras intentaba estudiar y trabajar al mismo tiempo. Es decir, yo mismo.

Por eso, aquí van cinco libros muy recomendables sobre cuestiones sociales de gran actualidad. Cosas que uno no debería perderse si tiene la oportunidad de acceder a ellos:


Hay alternativas, de Vicenç Navarro, Juan Torres López y Albert Garzón.
Tiene ya un par de años e incluso hay una nueva obra que pretende actualizar sus postulados. Pero lo cierto es que está libre para descargar en la página de uno de los autores y, en mi opinión, analiza la economía con un lenguaje para todos, proponiendo soluciones o, como dice el libro, alternativas económicas al alcance de todos. Se trata de un libro muy recomendable y capaz de construir ciudadanía crítica, derribando el muro de los tecnicismos que nos impiden llegar al fondo de la cuestión política de turno –funcionariado, pensiones, ocupación…




Este libro fue, en su edición catalana, premio Josep Humbert de Divulgación Científica. Sí, las ciencias sociales también son divulgativas. Su autor es Doctor en Arquitectura y, además, politólogo. Una mezcla de formaciones que hacen que el libro realice un relato de las causas de la crisis económica y política que gira alrededor de la creación y el estallido de la burbuja inmobiliaria. Nuevamente, como el libro de Navarro, Torres y Garzón, hablamos de una obra en la que prima un lenguaje para todos y en la que sus bien asentados análisis ayudan a entender un poco mejor dónde nos han metido. Extremadamente recomendable.



El libro parte de un presupuesto muy sencillo: ¿es más feliz un rico en una sociedad desigual, o simplemente es rico? La respuesta, evidentemente, consiste en afirmar que cuanto más desiguales son las sociedades, peores condiciones de salud existen en todos los tramos de la población. El estudio de la desigualdad que estos dos autores realizan les lleva a analizar científicamente la esperanza de vida, las relaciones sociales, el rendimiento académico, la movilidad social y otros tantos temas. Es un estudio de la pobreza social apto para todos los públicos.



Entramos en terreno resbaladizo. Si las tres anteriores recomendaciones  eran aptas para todos los públicos, debemos asumir que con Robert Jessop no ocurre lo mismo. Es un sociólogo que, desde el punto de vista de los estudios marxistas, se encarga de analizar los cambios de régimen que durante los última mitad del siglo XX ha experimentado el Estados capitalista. La mera mención en esta breve reseña de los términos marxista y capitalista seguramente habrá hecho desistir ya a más de uno. Sin embargo yo la encuentro bastante interesante y seguimos animando a su lectura a todo el que nos encontramos a nuestro paso.



He de confesar que sólo conozco el libro por referencias de compañeros, de haberlo ojeado en alguna librería –me estoy quitando…- y de haber leído diferentes reseñas sobre él. Pero todo aquello que he visto u oído me ha despertado la curiosidad por el planteamiento inicial del sociólogo Standing: que estamos asistiendo a la formación de una nueva clase social, los precarios, hacia quienes no está dirigida la acción social o sindical y para quienes el nivel de expectativas personales no se corresponde con el nivel de oportunidades reales y el modo de vida que el sistema social actual propone. Tan pronto como lo cace intentaré extenderme en esta referencia.




Y ya está. Ya son cinco los libros sociales que hemos reseñado e invitado a leer. Sólo nos queda la extraordinaria recomendación:





Se trata de una recomendación que, en el fondo, trasciende a este libro: no se fíen de los números… si no los conocen. Blastland y Dilnot tienen un programa de radio en la BBC en donde repasan la actualidad a base de números. Esas cifras que todos los gobiernos, contragobiernos, movimientos sociales y científicos nos muestran día tras días en sus comunicaciones con la intención de convencernos de que dicen la verdad. Pues bien, estos dos autores nos ayudan a descifrar las cifras, a entender qué es lo que nos tiene que rechinar cuando escuchamos los números cocinados por alguien y, sobre todo, a entender que los números sólo pueden ser nuestros amigos si entendemos cómo funcionan. Un alegato contra el analfabetismo matemático que nos llega desde el país rey en las loterías –el impuesto del gobierno a aquellos que no saben de estadística. Si se animan con él podrán entender, criticar y asentar cualquier mucho mejor cualquier conocimiento sobre la realidad que aportaran los cinco libros recomendados en esta entrada. Palabra de científico social. 

1 comentario:

pcbcarp dijo...

Pues, salvo el primero, no he leído ninguno. Habrá que poner remedio.