viernes, agosto 31, 2007

Inauguración del curso académico

Comenzamos nuevo curso. Ya es Septiembre en nuestras cabezas y en las carreteras todos se apuran para llegar los primeros en la vuelta a casa. Algunos, de Rodríguez, nos quedamos en casa sin el mayor de los problemas pues disfrutar de un Agosto en Madrid no tiene precio. Esas calles vacías –en comparación con lo habitual-, esas fiestas de la Paloma con la fresca -25º a las 3 de la mañana-, esa agua de cebada –maravilloso refresco que en nada tiene que envidiar a la horchata-. Y tantas otras cosas.

Y para inaugurar el curso hoy, para variar, no hablaremos de libros. Al menos no directamente. Hoy se celebra el BlogDay. Esto es, cada bloggero o bloggera que quiera ha de recomendar cinco blogs diferentes al suyo. No me ha resultado fácil sumarme a esta iniciativa, pero me parece que los blogs que hoy presentaré aquí bien valen unos comentarios. Son, todos ellos, blogs con los que me encontré de casualidad, sin buscarlos y casi sin intención de leerlos. Pero este ejercicio de e-arquelogía o arqueología digital ha merecido la pena. Comenzaremos por el primero, para seguir un orden.




Los Tipos Duros No Escriben Blogs

Esta bitácora me tiene enganchado, he de reconocerlo. Me atreví a leer uno de los relatos que en ella cuelgan sus dos autores –Jake Gittes y Pike Bishop- y desde entonces no puedo dejar de leerles. Espero con ansiedad su próxima entrada en la que me encontraré sucios personajes perdedores e incapaces de llevar una vida normal.

En las entradas-relatos que hacen en este blog, el ambiente huele a whiskey barato, humo de mil cigarrillos y gabardinas mojadas por la lluvia. Nadie está a salvo de caer en la espiral de autodestrucción que muchos de sus personajes han abrazado sin piedad. No os lo debéis perder. Sabor a detective privado de poca monta en cada esquina.

[Quieres Callarte]

Como estos muchachos explican, ésta es una bitácora dedicada a la fotografía del movimiento social de Madrid. La plantilla es algo que, nada más acercarme a él, me gustó sobremanera. Sin embargo una vez que te sumerges un poco e investigas qué te puede dar el blog además de su propia presentación descubres con gusto que Madrid se mueve y que en ese movimiento puede haber fotos muy interesantes. La calidad de las mismas a veces no pasa del mero testimonio, pero en muchas de ellas el fotógrafo se descuelga con una genial perspectiva del movimiento en las calles de Madrid.

Diario de Lecturas

El profesor de filosofía en un instituto de Tenerife, Eugenio Sánchez Bravo, lleva este blog sobre lecturas diversas que es hermano de la web llamada Aula de Filosofía. En la bitácora enlazada podemos encontrar comentarios de libros de muy diversa índole al estilo de lo que otros hacemos en Destripando Terrones. Quizá en Aula de Filosofía Sánchez Bravo se empeñe en darnos un punto de vista algo más erudito de lo que cabría esperarse, pero es un blog interesante en la caza de títulos. De hecho a él llegué en mi búsqueda de referencias sobre un libro. A Sánchez Bravo no le gustó, pero a no le hice caso y acerté. A pesar de las diferencias de criterios en muchas entradas, es interesante el perfil que de cada libro hace. Eso sí, desde aquí no le perdonamos –sin rencor y con sentido del humor- que pasara por alto el comentario de un capítulo de un libro. El libro, El asalto a la nevera de P. Wollen, el capítulo –obviamente-, sobre la Internacional Situacionista.

Madrid Me Mata


Esta bitácora está íntimamente dedicada a la ciudad de Madrid y lo que en ella acontece o deja de acontecer. En mi caso llegué a conocer el blog sólo por el título. “Madrid me mata” era el título de una genial revista de la movida madrileña –de la que tengo, por cierto colección incunable… cosas de los padres y demás familiares que abastecieron a un crío seguidor de la Bruja Avería. El blog, por desgracia, no tiene nada que ver con la revista ya desaparecida pero tampoco decepciona. Todo lo que aquí se publica es interesante para el madrileño de a pié y, además, para el no madrileño que desea conocer algo de lo que está pasando por aquí. De uso y disfrute, como los patios de las casas antiguas, para todos aquellos que se atrevan.

Cuentos de colores

En último lugar propongo visitar este blog de una tal Sheila para todos Cheila para algunos. A diferencia del resto de blogs que he presentado, éste tiene una corta vida y unas cortas entradas. Apenas siete entradas desde que naciera el mes de abril de 2007 harían que Cuentos de colores sea un blog más cercano a la muerte que a la vida, sin embargo lo interesante del proyecto y la aparente insistencia de su autora hacen que merezca ser reconocido. Se trata de un blog donde se comentan cuentos infantiles. Los de toda la vida y los de nueva existencia. Un campo realmente interesante en el que si la autora de gran nombre pusiera más perseverancia se haría rápidamente con un buen nombre. Son siete entradas, pero todas se disfrutan por igual.

lunes, agosto 20, 2007

La suerte de Jim, de Kingsley Amis

[...]

La estructura de la novela es bien sencilla pero, al tiempo, me recuerda a esas típicas novelas inglesas que nos hacían leer en clase de inglés. Una composición del mundo bastante clásica, de aquellos quienes viven tranquilos, sin apenas preocupaciones. Reconozco que me empecé a aburrir al principio, según pasan las pistas que te van a hacer entrar en el mundo novelesco de Jim, pero me agarré a la experiencia de libros como el del soldado Iván Chonkin que empezaban igual y terminaban con una catarsis digna de ser conocida. A las pocas páginas empecé a demostrarme que estaba en lo cierto. El protagonista es Jim, un profesor adjunto al departamento de Historia de una Universidad de medio pelo de una ciudad inglesa de medio pelo. Es un ser ruin a más no poder, da clases de Historia Medieval –algo que detesta con todas sus fuerzas- sólo porque le pagan por ello cuando se supone que debería sentir pasión por su trabajo. Vive atrapado entre el bostezo más absoluto que le produce su jefe, el director de departamento, y la sensación de que está abocado a ser presa de matrimonio de una manipuladora sentimental de primer orden. [leer completo]

lunes, agosto 13, 2007

Maus, de Art Spiegelman

Tengo bien claro que nunca he sido muy del cómic. He llegado tarde para ver aquél cómic trasgresor de los 70 –demasiado joven-, aún más tarde para el cómic heroico de los años franquistas –quizás hasta mis padres lo fueron- y demasiado pronto para sentirme cómodo con el sentimiento gafapastero y llamar al cómic que viene encuadernado novela gráfica. Uno ha sido muy de Forges –genial, brillante- y del Mortadelo, del SuperLópez –interminables esperas en el dentista de la juventud- e incluso alguna vez del ZipiZape. Y al Manga lo he odiado siempre.

Cuando a mediados de este año me enteré de que salía una nueva edición de Maus sentí curiosidad por acercarme a este mundillo desconocido. La edición nueva, todo hay que decirlo, es muy similar a todo ese rollo gafapastero del que hablábamos antes. Con tapas duras, encuadernación de tipo piel y todas esas cosas que parecen querer decirte que estas ante algo importante en su mundillo. La razón de que fuera Maus y no otro es la trascendencia que ha tenido este cómic fuera del circuito habitual. [leer más]