miércoles, febrero 21, 2007

Infiltrados, de Martin Scorsese

En ciertas ocasiones uno se siente romántico. Romántico no de esos que festejan San Valentín o que pretenden sentir cómo el corazón se le sale por la boca mientras ven acercarse a su amado o su amada. Romántico como sinónimo de melancólico, echando de menos aquellos otros tiempos –ni buenos, ni malos, ni peores, simplemente otros- y echa de menos ir al cine con sus amigos a ver una película de alguien que nos gustó siempre. Así nos sentíamos todos el día que fuimos al cine a ver Infiltrados, el día que volvíamos a repetir viendo una de Martin Scorsese.

2 comentarios:

Aloia dijo...

Sin ser quizás la más indicada para poder opinar (reconozco que no he visto lo suficiente para poder hacerlo), un año más unos Oscar que no sorprenden (observación personalísima, por supuesto). Homenaje en vida a Scorsese, reconocimiento menor a lo "latino"...¡y vivan los tópicos!
Qué mejor oportunidad que la "noche dorada" para rendir cuentas....y oh surprise!-"Tranquilo, amigo Al Gore, lo que no te otorgaron las urnas te lo concede la Academia; ahora, ya sí, eres una estrella"-...

Leyendo tus líneas a cerca de precios y calidad de nuestros cines...me he reído tanto! Capital grande vs. capital pequeña(qué pequeña, diminuta!). Aquí, el día del espectador se traduce en 3.30 euros y una cola de por lo menos una horita para entrar en una sala de como mucho 150 asientos de aforo; no es la primera vez que pago 3,30 por un metro cuadrado de moqueta(estirándola un poco, claro). Comparándolo con precios de las grandes capitales, supongo que ésta será la única ventaja de las pequeñas. La gran desventaja, sin duda, la oferta. Tres multicines en toda la ciudad y sólo en uno dedican dos salitas a cine europeo, nacional, de autor, indio, pakistaní, japonés...llámale como quieras a todo a aquel en el que Ben Stiller y semejantes no sean los protagonistas.Así que para disfrutar del cine por aquí, lo mejor es no desesperarse y aprovechar el mes de noviembre para disfrutar de Cineuropa, un festival mediano, pero que suele cumplir con las expectativas...ya se sabe, una vez al año no hace daño!

Un saludo

el_situacionista dijo...

¡Madre mía! Con esos precios no existiría la piratería. Con lo que me gusta apostar a mí, si la apuesta mínima son 3,30€ por película... ¡al cine todos!

Lo de los Óscar, una vergüenza. Si has visto Babel sabes que es una película de director. Vamos, de hecho son 4 cortos rodados de manera muy diferente. Mucho más peligroso que los regiros de Scorsese en Infiltrados.

Un saludo.